miércoles, 13 de julio de 2011

El Esqueleto Murray

Callejeando por las calles de Madrid, más específicamente por la zona de Chamberí, entre una bolsa con ropajes y otros escombros en el suelo, veo a este mutilado pero carismático compañero. Tras envolverlo entre las caras eufóricas y casi orgásmicas de pequeños niños provenientes de las hojas de un catálogo de juguetes, lo cargo en mi zurrón/inventario hasta casa.

Después de una obvia y necesaria limpieza y desinfección lo llevo a mi habitación. Al subir las oscuras escaleras de mi piso hay que me sorprende. ¡Es fluorescente! 

De dónde vino, cómo perdió su pierna y sus dos brazos, cómo consiguió la habilidad de brillar en la oscuridad...  Muchas preguntas y sólo una cara inerte y sonriente como respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Tu comentario me anima a seguir trabajando!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...